Masticas bien es bueno para nuestra salud

propiedades-organolepticas-listg

El hábito de comer aparte de ser algo importante, es todo un placer. La gastronomía es todo un arte que se fomenta en todo el mundo, pero más que un placer, comer es salud.

Para una buena digestión debes masticar bien

Una buena dieta no tiene un propósito si no existen buenos hábitos que la garanticen, es por eso que para disfrutar una buena y sana comida es vital conocer lo más importante, el masticar.

Primeramente masticar permite percibir mejor los sabores que se liberan por esta presión mecánica, permite disfrutar más lo que se come mientras más se mastica y se liberan los sabores anidados en las comidas.

Visto de un modo más cercano se podría decir que el masticar es hacer que los dientes aplasten la comida, liberando su jugo y dando acceso a su contenido. El estallido de las fibras y las células permite que los jugos entren en contacto con la parte nutritiva de los alimentos haciendo que masticar permita alcanzar y saborear la comida en profundidad.

¿Qué ocurre dentro de la acción de masticar?

La masticación masajea el espacio interno de la cabeza y el cuello, en esto participan una considerable cantidad de músculos para mantener el cráneo y la cara en buenas condiciones.

Un buen ejercicio es el de masticar a la derecha y también a la izquierda. Esta acción estimula las glándulas salivales e inicia el trabajo de la digestión, lo que estimula la bilis y abre la permeabilidad intestinal para que la sangre reciba el alimento procesado.

Nuestra dieta cada vez tiende hacia productos más procesados, cuanto más se mastique una comida menor será su tamaño y cuanto menor sea el tamaño de la comida, más se aligerará el trabajo del tracto digestivo, lo que evitará la hinchazón después de la comida.

Pero este trabajo de mezcla también permite apreciar todas las cualidades organolépticas de los alimentos como la textura, sabor, sabor, olor.

Los receptores sensoriales a nivel de la boca y el lenguaje enviarán al cerebro la información sobre lo que tenemos en la boca, algo que activará la secreción de jugos digestivos y que funcionan para degradar los alimentos en elementos más pequeños que pasarán más fácil y rápidamente a la sangre.

La sensación de saciedad se desencadena por el estómago pero también por masticar y es que el cerebro necesita un promedio de 20 minutos para recibir información sobre la saciedad. Es decir, al comer en menos de 20 minutos nuestro cerebro no ha recibido esta información, lo que nos alentará a comer más.

Por el contrario, cuanto más mastiquemos la comida, más información llegará rápidamente al cerebro. Entonces, si la sensación de hambre disminuye, se lograra sentir saciedad.

En pocas palabras, masticar es salud, una buena comida será mejor si se mastica y su efecto en el organismo será mucho más satisfactorio entre más se mastique. Está demostrado el efecto placentero que produce el masticar, entonces, ya es el momento adecuado para incorporar estas prácticas en nuestra vida y empezar a disfrutar de los alimentos como en verdad se debería de hacer siempre.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *