¿Qué es el reconocimiento facial?

¿Qué es el reconocimiento facial?

A lo largo de la historia, los seres humanos hemos intentado utilizar todo tipo de tecnologías para el reconocimiento de las personas, ya sea para detectar a aquellas que han estado involucradas en hechos delictivos, como simplemente a modo de identificación, para determinar por determinados detalles frente a quién estamos realmente.

¿Para qué sirve el reconocimiento facial?

De esta manera hemos llegado hace ya más de un siglo a las huellas digitales, que nos permitieron llegar a la identidad de cada una de las personas mediante un patrón que cada uno tenemos de manera irrepetible, teniendo en cuenta la cantidad de humanos que hay en el planeta.

¿Para qué sirve el reconocimiento facial?

Esto no nos daba una forma de reconocer a las personas mediante lo más importante: Su rostro. Hace ya varios años que se viene desarrollando y mejorando la tecnología de reconocimiento facial, mediante la cual por determinados aspectos y formas de la cara se puede llegar a reconocer a una persona.

Este método comenzó con la lectura de algunos datos biométricos y hoy ha llegado a tomarse mediante otros procesos mucho más exactos.

En el siguiente artículo te explicaremos cómo funciona el sistema de reconocimiento facial, algo que está sirviendo de mucha ayuda a los organismos de seguridad para llegar mediante imágenes captadas por cámaras a reconocer a determinadas personas.

Orígenes del reconocimiento facial

Lo que hoy se ve como un sistema muy utilizado por los servicios de inteligencia del mundo, utilizando tecnologías de avanzada tuvo su inicio en la década de los 60, cuando se inventó un sistema de tipo semiautomático de reconocimiento de rostros.

Con este sistema un operador del ordenador reconocía rasgos distintivos para que después este buscará coincidencias con imágenes registradas anteriormente.

La tecnología del reconocimiento facial avanzó hacia los años 70 cuando tres científicos determinaron 21 diferentes aspectos de cada persona para poder identificarlas, entre los cuales estaban color de cabello, color de ojos y estatura.

En 1988 se incluiría las matemáticas a este sistema de reconocimiento, dejando sentado que se necesitarían al menos 100 diferentes aspectos de un rostro para determinar identidad, pero sólo unos pocos años después, en 1991, se llegó al desarrollo de sistemas cada vez más certeros de reconocimiento en tiempo real.

En la actualidad la tecnología del reconocimiento facial ha crecido a pasos agigantados y se utiliza para identificar personas desaparecidas, inteligencia gubernamental y seguridad de todo tipo.

Dos tipos de sistema de reconocimiento facial

Acorde al avance de la tecnología existen dos tipos de formas de reconocimiento del rostro y el primero es el que tuvo sus orígenes en la medición de los rasgos característicos de cada persona.

Es decir, una forma geométrica de reconocimiento facial que todavía es una de las más eficaces, sobre todo teniendo en cuenta que en la actualidad se le han agregado algoritmos que la hicieron aún más puntual.

En el otro de los casos se trata de datos fotométricos, que a diferencia del anterior no focaliza en diferentes partes del rostro para hacer su análisis, sino que determinan mediante un registro completo de la cara.

¿Cómo funciona el sistema de reconocimiento facial?

Algo muy importante tanto para este como para otros sistemas de reconocimiento, además de ser un factor excluyente es el registro.

Para poder utilizar los mecanismos de reconocimiento se debe tener una base de datos actualizada de sus imágenes y esto se hace para extraer los rasgos que caracterizan a cada persona para que luego sean cotejados.

Una vez que este registro de llevó a cabo, la forma de reconocimiento de rostros humanos se realiza mediante cinco diferentes etapas:

Fase de detección

En esta fase se fijará cuál es la imagen que servirá para iniciar los procesos de reconocimiento.

Fase de detección

Fase de procesado de imagen

Aquí es donde se comenzarán a tomar los primeros datos biométricos que tendrán base en sus formas geométricas y rasgos determinados de la cara.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *