Ropa inteligente y nanotecnología

ropa inteligente

La producción de tejidos nanotecnológicos o nano-textiles, proporciona diferentes metodologías debido a dos procesos básicos, la integración de nanopartículas sintéticas en fibras textiles o la refinación de fibras naturales y obtenidas desde la química, en la que las nanopartículas se fijan a la superficie de las fibras o se integran en un recubrimiento de las mismas.

Tejidos inteligentes

El uso de fibras naturales para la fabricación de tejidos data de tiempos remotos. Hoy día además de la utilización de fibras naturales y sintéticas, la industria textil aliada a la tecnología, cuenta con las denominadas fibras inteligentes.

Estas fibras son aquellas que pueden reaccionar a la variación de un estímulo, como por ejemplo ante la variación de la intensidad de luz una fibra inteligente altera su color.

La mayoría de estos efectos se obtienen a partir de la técnica de micro encapsulación aplicada a los tejidos. Esta técnica se utiliza en la industria textil desde los años 1990 y consiste en aislar compuestos activos en una membrana natural de forma esférica.

El producto se libera a partir de la ruptura de la membrana o por difusión lenta. Estas microcápsulas pueden contener retardantes de llamas, desodorantes, perfumes, suavizantes, antioxidantes, etc.

A partir del empleo de estos tejidos inteligentes se pueden lograr diversos efectos, tales como los que serán citados a continuación:

Tejidos retardantes de llamas

retardante fuegoEstos tejidos son muy importantes en la composición de artículos de protección, tales como los uniformes utilizados por los bomberos, además de revestimientos en lugares donde es susceptible al fuego.

Tejidos bactericidas

Causa la destrucción de los microorganismos que penetran en los tejidos después de su utilización, que generalmente causan olores desagradables y pueden ocasionar la decoloración del tejido.

Tejidos frescos

Tiene la finalidad de aumentar la sensación de frescura ofreciendo una buena permeabilidad al aire. Se basa en el cambio de fase de los materiales micro encapsulados, que actúan como termostatos.

Cosmetotéxtiles

Tiene como finalidad la prevención de la piel contra agentes externos que producen el desecamiento, arrugas, etc. Ejemplos medias hidratantes, pañuelos de seda perfumados y ropa que permiten un bronceado seguro y sin fisuras que incorpora un protector solar.

Tejidos fotocrómicos

Cambia su color cuando se expone a la luz del sol, ultravioleta o cualquier otra fuente de luz de longitud de onda apropiada. Esto ocurre debido a las microcápsulas que contienen colorantes sensibles a la acción de la luz.

Tejidos termocrómicos

Cambia el color según la temperatura exterior.

Tejidos con protección UV

Tiene como finalidad la protección de la piel contra los rayos UV, teniendo en cuenta los daños que este puede causar a la piel.

Un material de gran destaque en la producción de este tipo de tejido inteligente es las nanopartículas de dióxido de titanio (TiO2), que presenta una excelente actividad fotocatalítica, es biocompatible y no es tóxico, además de presentar la protección UV.

Procesos de refinación

En general, el refinado se puede lograr a través de recubrimientos a nanoescala de metales o polímeros, por inmersión en soluciones especiales o por procesos basados ​​en pulverización.

También se habla de nanofinishing, un término tomado del proceso de acabado o fijación de un tejido junto con tratamientos dirigidos a mejorar sus características. Un ejemplo son los cambios superficiales para hacer que un tejido sea más agradable o mejor adaptado a la moda actual.

Otro método para obtener fibras con propiedades particulares y para el procesamiento textil posterior, consiste en la deposición atómica sobre hilos textiles de materiales especiales de diferente naturaleza.

De hecho, el panorama es más complejo porque es necesario considerar si el proceso de producción implica el uso de nanopartículas o nanoestructuras, como las fibras nanométricas y fibras nanoporosas sin nanopartículas sintéticas.

En el caso de las nanopartículas, estas pueden introducirse en materiales sintéticos como los polímeros y después a partir del material compuesto obtenido, las fibras pueden hilarse, siempre a nanoescala, para obtener telas con nuevas propiedades. Los procesos son numerosos y muchos aún se encuentran en la fase experimental.

Telas optoelectrónicas

telas opteoelectricasEl nombre de LED significa diodo emisor de luz y se refiere a un dispositivo optoelectrónico que explota las propiedades ópticas de algunos materiales semiconductores, capaces de producir fotones a través de un fenómeno de emisión espontánea que se origina a partir de la recombinación de pares de electrones.

La luz emitida puede ser de diferentes colores dependiendo del material semiconductor utilizado, por ejemplo luz verde con fosfuro de galio y aluminio o luz azul con seleniuro de zinc. Pero en perspectiva, también se puede hablar sobre LEN,  nanofibra emisora ​​de luz, en el entorno textil.

La base de esta nueva tecnología que revolucionará el mundo de las telas nanoestructuradas proviene de los diodos orgánicos emisores de luz OLED, que se basan en el carbono y pueden emitir luz cuando funcionan con electricidad.

Las pantallas OLED de varios tamaños han estado disponibles comercialmente para cámaras digitales, TV y móviles inteligentes.

La revolución en el mundo textil es sobre la realización del equivalente de OLED pero en forma de fibras, que luego pueden integrarse en los tejidos y  conectarse a dispositivos electrónicos a nanoescala, para crear una especie de pantalla que es parte integral del tejido.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *