Tatuajes para diabeticos

tatuaje para diabeticos

El Dermal Abyss (d-abyss) es un proyecto actualmente en desarrollo por los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, Ali Yetisen y Nan Jiang y por los investigadores del MIT dirigidos por Katia Vega.

¿Qué es d-abyss?

El d-abyss representa la superficie del cuerpo como una pantalla interactiva al modelar biosensores en la piel para producir cambios de color en respuesta a las variaciones de los biomarcadores, incluidos el sodio, la glucosa y el pH, en el líquido intersticial.

Los tatuajes como monitores

monitor diabetesLos investigadores adentrándose en el maravilloso mundo de la nanobiotecnología,  se les ocurrió la idea de incorporar biosensores en la piel humana.

D-abyss es la combinación perfecta de biotecnología y arte del tatuaje y está diseñado para utilizar la estética, la permanencia y la naturaleza visible de los tatuajes para codificar información relevante. En el estudio, los investigadores reemplazaron la tinta tradicional utilizada en los tatuajes por biosensores colorimétricos y fluorescentes.

Un inconveniente de los dispositivos de monitoreo portátiles actuales es que no se integran a la perfección con el cuerpo, dijo Ali Yetisen. La corta duración de la batería es una preocupación y también lo es la necesidad de conectividad inalámbrica.

Los implantes de sensores basados ​​en silicio y los dispositivos electrónicos podrían ser una alternativa al problema, pero ambos tienen problemas, ya que los implantes de sensores  basados ​​en silicio no son totalmente compatibles y pueden causar molestias.

Los wearables si se ponen en contacto directo con la piel, pueden recopilar una cantidad significativa de datos, pero plantean algunos problemas. Pueden recolectar y monitorear, pero siempre es necesario usar un dispositivo externo para verificarlos.

Otros problemas incluyen gastos más altos, recarga de la batería y la incompatibilidad entre el tejido sólido-estático y el suave.

Además los biosensores portátiles si bien son seguros y fáciles de desarrollar, pueden sufrir una falta de acceso directo a los compartimentos del cuerpo que contienen los biomarcadores relevantes. Sin embargo, todos esos problemas podrían ser resueltos por d-Abyss.

Avances de la investigación

Los cambios en el color de la piel ya muestran enfermedades, emociones e incluso estado de nutrición.

Según esta investigación, al tatuar biosensores ópticos que pueden reaccionar con los cambios del líquido intersticial y mostrar cambios en el color, la intensidad de la luz o la estructura del tatuaje, es posible mostrar información y detectar cambios en los parámetros físicos y las concentraciones de biomarcadores en el cuerpo humano.

Con una gran ventaja, d-abyss tiene el acceso de un implante de biosensor, pero la interactividad de un dispositivo portátil. Puede ser decodificado por el usuario, un tercero, cámaras o incluso una aplicación podría ser desarrollada para decodificar d-abyss.

Una mayor integración de las tecnologías ópticas dentro de la piel puede permitir el camuflaje del tatuaje o resaltar la información dinámicamente.

Otra ventaja destacada es el hecho de que el D-Abyss no requiere energía eléctrica o recarga, está ubicado dentro de la piel haciéndola permeable y aislada y los movimientos corporales, posturas y estiramientos en la piel no afectan su conectividad.

Si funciona y es desarrollado apropiadamente, sin duda alguna servirá de ayuda a las personas con diabetes.

Prueba de concepto

d-abyssNan Jiang dijo que el proyecto Dermal Abyss se llevó a cabo como una prueba de concepto y después se realizaron refinamientos adicionales, como la tinta estabilizadora para que los diseños no se desvanezcan ni difuminen en el tejido circundante.

Las tintas para tatuaje del Dermal Abyss cambian de color de acuerdo con la química del fluido intersticial del cuerpo, que se puede usar como sustituto de los componentes de la sangre.

Una tinta cambia de verde a marrón a medida que aumenta la concentración de glucosa. El equipo también ha desarrollado una tinta verde, visible bajo luz azul, que se vuelve más intensa a medida que aumenta la concentración de sodio, una indicación de deshidratación.

Los investigadores tatuaron las tintas en segmentos de piel de cerdo y observaron cómo cambiaban el color o la intensidad en respuesta a diferentes biomarcadores.

Los investigadores dijeron que una vez que se solucionan los errores, las aplicaciones para tinta biológicamente sensible serán bastante amplias. La tinta podría incorporarse en los tatuajes de larga duración para enfermedades crónicas o en diseños temporales para un monitoreo de menor duración.

Otra posibilidad es la tinta invisible que reacciona a un tipo particular de luz.

Yetisen ya ha desarrollado una aplicación que puede analizar la imagen de un sensor y proporcionar resultados de diagnóstico cuantitativos. Si bien los pacientes son un mercado potencial obvio, Yetisen dijo que la tecnología podría usarse en astronautas, para quienes es deseable un monitoreo continuo de la salud.

Jiang dijo que el propósito del proyecto era entusiasmar tanto a los artistas como a los científicos sobre el potencial de dicha tecnología y estimular el debate sobre los problemas éticos que podrían plantear, como la disposición de las personas a mostrar información de salud para que todos la vean.

El d-abyss se probó primero in vitro y luego en piel de cerdo, pero aún tomará bastante tiempo antes de que pueda convertirse en una práctica estándar en humanos. Se deben realizar estudios adicionales sobre la toxicidad de los biosensores y su interferencia con las funciones de los tejidos normales, especialmente a largo plazo.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *