Etapas del Camino de Santiago

recorrer camino santiago

El Camino de Santiago cuenta con rutas que, a su vez, se encuentran divididas en diversas etapas, las cuales representan la cantidad de kilómetros que se recorren cada día.

Cabe señalar que estas etapas se caracterizan por unir ciudades, pueblos y villas, donde se puede acceder a cada uno de los servicios que se requieren para lograr descansar, y poder recuperar fuerzas antes de continuar, por ejemplo, alojamientos, supermercados, restaurantes, lavanderías, entre otros.

Es apropiado mencionar que cada una de estas etapas poseen una longitud variable la cual ronda entre 20-30km, por lo que resultan ideales para iniciar el trayecto temprano, y poder llegar al destino señalado durante el mediodía.

Aunque es conveniente señalar que no resulta obligatorio recorrer todo el Camino, sino que existe la posibilidad de escoger cualquier punto intermedio, y recorrer la cantidad de kilómetros o etapas que se quiera según no solo los días disponibles, sino también de la capacidad física.

¿En qué consiste el Camino de Santiago?

El Camino de Santiago destaca por tratarse de una ruta de origen medieval, la cual fue creada durante la alta Edad Media tras el hallazgo del sepulcro perteneciente al apóstol Santiago.

A partir de ese momento, la ciudad de Santiago de Compostela, en la cual terminaron siendo colocados sus restos, acabó por convertirse no solo en una ciudad de peregrinaje, sino también en una de las principales capitales del catolicismo.

En este sentido, es necesario mencionar que el significado original detrás del Camino de Santiago hace referencia a un conjunto de rutas de peregrinación cristiana, las cuales llegan a su final al alcanzar la Catedral de Compostela.

Etapas del Camino de Santiago

El Camino de Santiago, como ya se ha mencionado, se encuentra compuesto por diversas rutas las cuales comienzan desde diversos lugares, pero poseen un mismo destino: la ciudad de Santiago de Compostela; algo que es posible lograr al recorrer las distintas etapas que posee cada ruta.

De esta manera, al no tratarse de una sola vía, ofrece a los peregrinos una enorme flexibilidad al momento de planificar su recorrido, permitiéndoles no solo escoger aquella ruta que mejor se ajuste a sus necesidades, sino también la distancia que desean recorrer según el tiempo que puedan disponer.

Por eso, al momento de escoger hay que tomar en cuenta cuántas etapas se quieren recorre, sea a pie o en bicicleta, sin olvidar que el mínimo para lograr conseguir la Compostela consiste en 100km si se realiza caminando o a caballo; mientras que en bicicleta hay que completar por lo menos unos 200km.

En cualquier caso, a continuación se señalan las diferentes etapas que componen el Camino de Santiago:

1.       Camino Francés

El Camino Francés se distingue por ser la ruta seleccionada por una mayor cantidad de peregrinos, al igual que la más extensa y la que posee más etapas,vy es que incluye 32 etapas en total, siendo posible comenzar el recorrido en Sant-Jean-Pied-de-Port (Francia), o hacerlo en Roncesvalles (España).

En caso de desear recorrer la menor cantidad de kilómetros posible para obtener la Compostela, lo mejor será iniciar el viaje en Sarria (Galicia).

Al ser la ruta más transitada, también supone la que presenta una mayor cantidad de servicios durante cada etapa, ofreciendo una enorme variedad hostelera que incluye pensiones, albergues, campings, hoteles y hostales.

2.       Camino del Norte

El Camino del Norte consiste en una ruta que traslada a los peregrinos hacia la Cordillera Cantábrica, donde se pueden apreciar extraordinarios paisajes; la misma inicia en Irún y termina en Santiago de Compostela, razón por la cual está entre las rutas del Camino de Santiago que poseen más etapas y kilómetros.

Las etapas que conforman esta ruta del Camino permiten recorrer diversos municipios y ciudades emblemáticas alrededor de Cantabria, Asturias o País Vasco; por lo que es posible encontrar entre Oviedo al seguir el recorrido por la costa hasta llegar a Ribadeo, o apostar por desviarse hacia el interior siguiendo el Camino Primitivo desde Lugo.

3.       Camino Primitivo

El Camino Primitivo destaca por ser aquel que fue originalmente trazado, ese a través del cual peregrinó el rey Alfonso II El Casto hasta llegar a Santiago con el fin de visitar los restos del apóstol.

Esta ruta empieza en Asturias, y poco a poco se adentra en Galicia pasando por la localidad de O Acebo, en la que los peregrinos aún tienen que recorrer 8 etapas para poder llegar a Santiago de Compostela.

Es apropiado señalar que las etapas de esta ruta se caracterizan por contar con una increíble belleza, aunque varias de ellas resultan bastante muy exigentes, por lo que cuentan con una menor cantidad de peregrinos y poseen una menor cantidad de servicios en comparación con el Camino Francés.

4.       Camino Portugués

El Camino Portugués comienza en Lisboa y atraviesa Portugal de sur a norte, a través de una hermosa ruta atlántica que logra atraer a una mayor cantidad de peregrinos.

Esta ruta se interna en Galicia a orillas del río Miño y se encuentra compuesta únicamente por 5 etapas que inician en dicho punto, y finalizan en Santiago de Compostela.

Finalmente, cabe decir que la Ruta Jacobea, como también se le conoce, ofrece muchas otras experiencias, dado que existen más etapas del Camino de Santiago que se encuentran distribuidas alrededor de la península, a través de Caminos oficiales (la Vía de la Plata y el Camino Inglés, etc.), y también de vías no oficiales que poseen una enorme legado histórico, cultural y social.

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *